dijous, 29 d’agost de 2019

Museo del Romanticismo

Vicente López, "Señora de Vargas Machuca",  1840

Enguany ha fet molta calor, massa. O és que jo cada vegada la suporto menys, no sé, però els dies de Madrid els recordo com els pitjors a nivell tèrmic. Feia molta, molta calor. Sort que la ciutat val la pena. I els aires condicionats també.



Quan vaig visitar per última vegada aquest museu encara es deia Museu Romàntic, la remodelació que li han fet ha estat molt positiva, el recordava decadent, carrincló i amb aroma a ranci i resclosit, tot això ha desaparegut. Ara és un museu lluminós, clar i molt acollidor.






















5 comentaris:

  1. Qué bonitos!! Sobre todo los tres primeros que , por supuesto no tengo. Son actuales?
    Abrazos.

    ResponElimina
  2. Yo visité el Museo en el año 2010 y me traje algún marcapáginas, pero no es ninguno de estos, con lo cual está claro que los renuevan. Otro motivo para volver, como has hecho tú.

    Un abrazo.

    ResponElimina
  3. Preciosos todos, pero el de los sombreros ...
    Comentando sobre lo que dices en otra entrada sobre el calor... Tremendo, pero lo bueno de ir en agosto es que se puede andar mejor y no sé, pero supongo que habrá menos gente en todas partes.
    Bcssssssssssssss
    Luisa

    ResponElimina
    Respostes
    1. Fui en julio, en medio de una de las múltiples olas de calor que hemos sufrido este verano, solo he estado a gusto, en cuanto a temperatura se refiere los días que estuve en Santiago de Compostela. Fueron un bálsamo divino.

      Elimina